viernes, 18 de septiembre de 2020

ARTESANÍAS

LA OPINIÓN DE ESPECIALISTAS


RESTAURACIÓN DE MUEBLES DE MADERA


CAPíTULO IV: 
Procesos de protección y/o decoración.

Gentileza: MUEBLES GALLIGANO


Después de aplicada la primer mano de gomalaca se procede a lijar con lija fina en seco y se comienza a muñequear. Muñequear es cargar la muñeca con gomalaca y aplicarla en forma de ochos o espirales desencontrados, cuestión de remover la carga de la primera mano y nutrir de material protector a la madera a través de sus poros. De una muñequeada a otra debe haber tiempo de secado. Para que el proceso sea más efectivo, profesional y duradero se espolvoreará entre muñeca y muñeca con piedra pomex molido impalpable, en poca cantidad para evitar que empaste la muñeca. Cuando la madera está bien cargada de material se comienza a estirar y refinar. Esto quiere decir que a la muñeca ahora se le comienza a echar de a poco solo alcohol y no gomalaca. La muñeca debe estar solo húmeda (no mojada). Se estira el material a favor de la veta en forma lineal. Se verá como con las pasadas apretadas desaparece los ochos y se alisa la superficie. El trabajo se da por terminado cuando de tan refinar el acabado queda perfectamente liso y con brillo espejo.
Para lograr un efecto resplandeciente, en las últimas pasadas del refinado se aplican al tablero una gotitas de aceite doble cocido. Esta técnica la empleaban los Orientales (hace ya muchos siglos).
En el capítulo V mencionaremos otras formas de proteger y decorar muebles de madera.

Consultas:
Melincué 3116
Whatsapp:  11.4085.5942
Teléfono: 403.8363


Capítulos  anteriores:

No hay comentarios:

Publicar un comentario