jueves, 17 de septiembre de 2020

EDUCACIÓN

INSTITUTO EVANGÉLICO AMERICANO

NIVEL PRIMARIO

REDISEÑAR EL PROPÓSITO DE LA ESCUELA

Escriben: Profesora MMARIEL PASQUALETTO – Directora
Prof. FLAVIA MARCHETTI – Vicedirectora

“Educar en tiempos de pandemia”
es una frase con la que nos vamos familiarizando cada día más y sin embargo hace muy poco tiempo que este desafío nos dejó boquiabiertos.
¿Cómo diseñamos este nuevo tiempo? ¿Dónde encontraremos antecedentes en la contemporaneidad? ¿Cómo educaremos a la distancia en una escuela primaria pensada de forma presencial en su totalidad?
Estos eran algunos de los muchísimos interrogantes que aparecieron. A calibrar las brújulas…
Que difícil es en este momento escribir respetando los tiempos verbales, ya que describiremos un pasado muy cercano que sigue siendo presente y vislumbra un futuro todavía incierto.
Rápidamente tuvimos que comprender que los cambios sociales y culturales no esperan a la escuela sino que es justamente la escuela la que tiene que adaptarse a los imprevistos de una realidad muy dinámica que resulta a veces, difícil de anticipar. Comenzamos por diseñar estrategias para llegar a cada hogar y contemplar las diversas realidades de nuestra comunidad educativa. Respetando el propósito de heterogeneidad de nuestras aulas, intentaremos pensar en propuestas pedagógicas posibles. Redefinir la intención didáctica fue prioridad y sigue siendo nuestra mayor ocupación.
Nuestro sistema educativo no estaba preparado para esta contingencia por primera vez tuvimos que aprender a enseñar mientras tanto esto ocurría (aún ocurre). Y seguimos aprendiendo.
La pregunta más importante fue cómo íbamos a generar cercanía más allá de la importancia de continuar enseñando contenidos curriculares. Salimos al ruedo con videos, mensajes, Whatsapp, plataforma, mails, videoconferencias, presencia, propuestas y respuestas. La mayor intención fue, y sigue siendo, brindar continuidad pedagógica con aciertos y con errores.
Nuestros estudiantes nos convocan a pensar en este doble desafío, el de generar propuestas educativas inspiradoras y el de respetar sus propios tiempos de aprendizaje, cuidándonos y cuidándolas emocionalmente, en estos tiempos tan delicados que nos tocan atravesar juntos. Mas allá de las dificultades que hoy a todos los actores de la comunidad educativa se nos presentan, nos animamos a entender a esta “pausa” como una gran oportunidad de cambio.
La gran ocasión de rediseñar el propósito de la Escuela como institución, de pensar en la necesidad real de realizar un gran Proyecto Colaborativo, sumar voces, resistir e innovar en las trayectorias educativas, proponiendo desafíos cognitivos contextualizados. Tejer redes y construir un nuevo tiempo.
Mientras tanto, agradecemos el involucramiento de todos y todas en estos tiempos. A los docentes que trabajan incansablemente demostrando su valor para seguir educando, a las familias por acompañarnos, comprendernos y dejarnos entrar a sus casas literalmente y sobre todo, a nuestros alumnos y alumnas que se están haciendo cargo de esta inmensidad, maravillosamente.
El mayor desafío: CUIDAR LAS GANAS DE APRENDER DE NUESTROS NIÑOS Y DE NUESTRAS NIÑAS.
Pronto nos volveremos a encontrar… aquí estaremos esperando.
Fuente: Revista IDEAS

No hay comentarios:

Publicar un comentario