miércoles, 10 de mayo de 2023

CIUDAD DE BUENOS AIRES

DESARROLLO URBANO.


MÁS Y MÁS BARRIOS SE SUMAN A QUERER PONERLE FRENO AL ACTUAL CÓDIGO URBANÍSTICO.


A la par que avanza la construcción, se multiplican los reclamos de grupos de vecinos que se juntan, se organizan y presentan iniciativas en la Legislatura que buscan limitar estos avances.


Actualmente, en el palacio legislativo hay varios proyectos que esperan ser tratados en comisiones y en el recinto.


En Villa del Parque, vecinos agrupados en CONCIENCIA URBANA siguen este mismo camino.



Vecinos de distintos barrios se expresan en "Semaforazos"

Siguiendo el precepto que la ciudad es de quienes la habitan , cada vez son más los vecinos que deciden tomar un papel protagónico, movilizarse, manifestarse y ejercer la democracia participativa consagrada en la Constitución de nuestra ciudad.

Uno de los temas que más está motorizando esta suerte de rebeldía democrática es una clara resistencia a los nuevos códigos, urbanístico y de edificación, sancionados en el año 2018.

Estos digestos sentaron las bases legales para que se produzcan importantes cambios en la fisonomía de la ciudad y particularmente están generando una profunda transformación de los barrios residenciales donde las casas bajas van siendo arrasadas a ritmo acelerado, dando paso a cientos de demoliciones que dejan los terrenos pelados sobre los que se construyen edificios de variada altura (según las zonas y calles) a la par que permite variados usos del suelo.

Es así, que aquellos que hasta hace unos pocos años estaban acostumbrados a caminar por las callecitas de sus barrios mirando los frentes de casas que lucían sus jardines y disfrutando de un horizonte abierto, ahora se encuentran que de día para otro esas residencias van desapareciendo y en su lugar aparecen tapiales con carteles de obras.  Y en sus domicilios cuando abren las ventanas, observan que donde antes entraba la luz y el sol con vistas a frondosas arboledas que cubrían los pulmones de su manzana, ahora esas esas vistas se van acotando y en su lugar aparecen muros de cemento.

Y si bien algunos consideran que estos cambios son propios del progreso, otros no están de acuerdo con esta tesitura, por el contrario, afirman que el nuevo código está afectando la idiosincracia e identidad de sus barrios y no están dispuestos a ser víctimas de un proceso de gentrificación que los expulse del lugar que eligieron para vivir y conformar sus familias.

Por ello deciden bregar por una ciudad que apunte a otro tipo de planificación y a un desarrollo más equilibrado. Estos ciudadanos encuentran en la unión con otros vecinos y en la movilización el motor para impulsar estrategias que los lleven a buen puerto. En algunos casos, como el barrio River, Nuñez y Bajo Belgrano primero acudieron a la Justicia interponiendo amparos que una vez que les resultaron favorables, les sirvieron como plataformas para presentar proyectos en la Legislatura que pronto se transformaron en leyes que establecían en sus zonas polígonos que limitaban las alturas.

Estos éxitos vecinales estimularon a otros a seguir caminos similares y en la actualidad hay varios proyectos de ley presentados en la Legislatura porteña que esperan ser tratados en comisiones y en el recinto para establecer más cambios y limitaciones en el Código Urbanístico. En la lista están Villa del Parque (con un pedacito de Monte Castro), Villa Devoto, Palermo, Chacarita y Villa Ortuzar. Y ya se están organizando en el mismo sentido residentes de la Comuna 5 (Almagro y Boedo).

EL CASO VILLA DEL PARQUE


Vecinos agrupados en “CONCIENCIA URBANA” realizaron un arduo relevamiento territorial donde detectaron (hasta Enero de 2023) 114 obras en construcción y más de 380 casas en venta como lote, algunas de las cuales ya se están transformando en obras en construcción de edificios de altura.

Relevamiento realizado por CONCIENCIA URBANA (Enero de 2023)


Con mucho esfuerzo y compromiso no se quedaron en el mero reclamo y trabajaron en una nueva propuesta normativa que limite algunos de los alcances del actual Código Urbanístico en Villa del Parque y en un sector de Monte Castro.

Esta iniciativa vecinal fue apoyada por el Observatorio de Derecho a la Ciudad y el Consejo Consultivo de la Comuna 11. La diputada Claudia Neira (FdT) ingresó el proyecto en el cuerpo Legislativo el pasado 16 de marzo.

Siguiendo el tramite legislativo, representantes del colectivo Conciencia Urbana se reunieron el día 9 de mayo con el legislador Marcelo Guouman presidente del bloque UCR/EVOLUCIÓN, y su par Manuela Thourte del mismo espacio político, acompañados por sus equipos de asesores.
 En el encuentro se abordaron los lineamientos de este proyecto de ley y ambos diputados se comprometieron a acompañar la reforma del código vigente, a la vez que expresaron su interés para que la iniciativa sea tratada en el recinto antes de las próximas elecciones.

Directrices del proyecto de ley

Con la idea de “readecuar en sectores representativos de nuestro barrio, diversos aspectos de la normativa urbanística vigente que constituyen un riesgo tanto para sus características identitarias, como para la calidad de vida de todos los habitantes”, en el texto, los vecinos expresan los factores que los impulsaron a solicitar la modificación de la ley Nº6099:

“1. El incremento exponencial y arbitrario de la capacidad constructiva de las parcelas, que distorsiona los valores del suelo e incentiva la renovación urbana con sustitución de tejido patrimonial e histórico.

2. Aumento arbitrario de las alturas de edificación, que alteran la escala urbana y las condiciones de habitabilidad.

3. La intensiva ocupación del suelo, que incentiva la disminución de la superficie absorbente y la pérdida de los pulmones de manzana.

4. La flexibilización de los usos del suelo, que altera la convivencia de las actividades urbanas y modifica negativamente las economías barriales.

5. Las herramientas insuficientes para proteger el patrimonio histórico y cultural de los barrios e impedir la destrucción de su identidad.

6. Los permanentes mecanismos de excepcionalidad (convenios urbanísticos, interpretaciones, distritos económicos, etc) que se transformaron en políticas urbanas.

7. Los problemas inherentes al aumento de la densidad que acrecientan el marcado déficit de espacios verdes y estacionamientos, la congestión vehicular y la pérdida de capacidad ambiental del espacio público.”


Así, dividieron el territorio relevado en cuatro zonas y presentan una propuesta que “ajustándose a los criterios conceptuales del Código Urbanístico” reformule la normativa urbana actual a la “estructura física identitaria de nuestros barrios”.

Entre otras, impulsan las siguientes modificaciones:
1. Consolidar y jerarquizar los corredores principales Beiró, San Martín y Nazca (con mayor capacidad ambiental y en proceso de consolidación) con las condiciones de edificabilidad actuales: USAA. Altura máxima: 22,8m/29,80 m

2. Restringir la altura de los corredores de Cuenca, Nogoyá, Jonte y Sanabria (de menor ancho y escala) y el frente de la Plaza Aristóbulo del Valle a las condiciones de edificabilidad USAB2. Altura máxima 11,60/14,60 m

3. Consolidar grandes áreas residenciales de baja escala entre corredores comerciales (en forma de macromanzanas), con condiciones de edificabilidad USAB1. Altura máxima 9 m

4. Restringir el completamiento de tejido a los corredores comerciales y al frente de la plaza Aristóbulo del Valle.

5. Evitar que la altura de las parcelas frentistas a los corredores se prolongue a toda la manzana y altere la escala del interior del barrio.

6. Consolidar la mixtura de usos en los corredores comerciales y restringir las actividades en el interior de las macromanzanas residenciales con mixtura de usos.

7. Restringir el Distrito del Vino a las avenidas comerciales Beiró y San Martín.

8. No intervenir los sectores de pasajes.

9. Preservar los pulmones de manzana, aumentando la capacidad ambiental.

Con el apoyo de vecinos que suman
sus firmas, CONCIENCIA URBANA
impulsa este proyecto de ley
10. Aumentar los bienes inmuebles a preservar a partir de su valoración urbanística, arquitectónica, histórica-cultural, singular y ambiental.

11. Incorporar mecanismos de consulta y participación vecinal.

Al mismo tiempo, propone delimitar un “Ambito estación Villa del Parque” para abordar un plan que promueva una nueva integración paisajística y funcional, crear nuevos espacios verdes y restringir las expansiones comerciales en el espacio público y pulmones de manzana.

Por último, subrayan que estos aspectos “no pretenden poner freno al desarrollo de la ciudad, al contrario, pretenden orientar un crecimiento equilibrado y sustentable de los barrios, densificando y mixturando usos en los corredores de mayor capacidad ambiental y consolidar y preservar grandes áreas residenciales que a manera de macromanzanas deben garantizar la calidad de vida en la ciudad”.


6 comentarios:

  1. "la ciudad es de quienes la habítan" muy importante que los legisladores vuelvan a respetar eso. Si el proyecto de ley no lo aprueban antes de las elecciones estamos en el horno

    ResponderEliminar
  2. "La ciudad es de quienes la habitan" importante que los legisladores vuelvan a respetar eso. Si no aprueban el cambio de ley que los vecinos pedimos, antes de las elecciones, estamos en el horno

    ResponderEliminar
  3. Acompañemos este arduo y excelente trabajo que estan haciendo los vecinos y vecinas de Conciencia Urbana. Preservemos nuestra identidad barrial y nuestra salud porque los priblemas que trae la edificacion indiscriminada nos afecta a tidos

    ResponderEliminar
  4. Es fundanental apoyar estas iniciativas. La calidad de vida se esta deteriorando dia a dia.

    ResponderEliminar
  5. Es urgente detener el avance de los negocios inmobiliarios. Ademas de perder identidad barrial, nos estan enfermando. Ruidos molestos todo el dia, falta de sol y cielo, falta de espacios verdes y lo mas perverso frente al tremendo problema habitacional, estos edificios quedaran en su mayoria vacios.

    ResponderEliminar
  6. URGENTE!! Estamos rodeados de carteles de venta en grandes lotes con posibilidad de realizar edificios de hasta 7 pisos (así lo aclara el anuncio). NO queremos perder la identidades barrial!!

    ResponderEliminar