viernes, 18 de diciembre de 2020

LA OPINIÓN DE ESPECIALISTAS

DEPORTE Y SALUD


TAI CHI CHUAN - CHI KUNG

Larga vida y fortaleza!
Una historia como la de ustedes...


Escribe: EMILIA MEDINA
Gentileza: ESCUELA “EN BUSCA DEL EQUILIBRIO”

Antes de ser fervorosa amante del Wushu, (artes marciales Chinas: Tai Chi Chuan, Chi kung, I Chuan), ya era deportista federada, amante del deporte al aire libre, voley, duplas, tenis, playa, paleta... jugar picaditos, a la mancha y carreritas con mis nietos. Animar fiestas infantiles durante 18 años, saltando con el disfraz de payaso y tocando la guitarra calzada en la cadera. Como se suele decir: “ con hormigas en la cola” jaja.
Cuando estaba torcida por los pinzamientos lumbares y no daba más de dolor en el cuello por artrosis, a los 48 años me dijeron que no podía hacer más esas actividades operándome o no, que me olvide de levantar a mis nietos o de seguir jugando al voley..., creí que se me acababa la vida. No me resigné a vivir con ese panorama.
Buscando alternativas gracias a Dios conocí el Wushu. Comencé a practicarlo y me di cuenta que era el cambio que debía hacer.. Incorporar esta disciplina y no dejarla, ya que era mi medicina, la apliqué en el deporte, para mi salud y para ayudar a otras personas.
¿Por qué aconsejo la práctica del Tai Chi Chuan y el Chi Kung? Porque hacen bien. Estoy bien! Las hernias están pero no impiden hacer una vida activa. El dolor del cuello se fue.
Aprendí a respirar de otra manera, a no malgastar la energía (no agotarme) y a reponerla continuamente, a mantener las defensas altas, mejoré la movilidad para el deporte y para las tareas cotidianas, a mantener activa la memoria, sigo estudiando y rindiendo a pesar de tener casi 61 años, doy talleres, hago masajes, bailo, enseño el arte a la mañana, a la tarde y a la noche, siento el cuerpo liviano y ágil, como un ave en el aire, un venado en la tierra o un pez en el agua. Soy lo que quiero ser.
Practico para mantener la salud y lo transmito porque lo probé y estoy convencida, no es un libreto escrito que repito para vender un producto.
No se puede explicar el bienestar, hay que sentirlo. Como dice un refrán del Almanaque Salesiano: “No conocemos el mar desde la orilla, hay que transitarlo” Cuando lo transitamos lo disfrutamos. Y como todo que se disfruta se quiere más. Es adictivo. Porque a todos nos gusta sentirnos bien. Es lógico y natural.

¿Quiénes lo pueden practicar?
Es para los movedizos, para los tranquilos, los demasiado quietos, los grandes, los medianos, los chicos, los ansiosos, los enfermos, los sanos... los deportistas exitosos, los artistas, los cantantes, los nadadores, los operados, los maestros, las autoridades, no hay diferencias, ni religiones, partidos políticos, o de diferentes países… o capacidades diferentes... Hasta los animales se quedan cerca nuestro cuando practicamos en las plazas...Hay otra energía y ellos la perciben. Esto es OTRA COSA. Hay que probarlo!. Es como es, tiene sus secretos que se descubren cuando se lo practica siguiendo los pasos que se enseñan… con paciencia, perseverancia... porque de repente los empezamos a descubrir...
¡Que estén bien! ¡Disfruten día a día! 

Soy instructora de la Asociación Ta Chen. 1º Tuan Diploma otorgado por la Maestra Patricia Tung
Discípula en 2ºgeneración del Gran Maestro Tung Kuo Tsao
Masoterapeuta, Agente Multiplicador de Calidad de Vida y Protector del Medio Ambiente.

Consultas:
11.5333.7629
Instagram: Emilia.medina
YouTube: Emilia Medina Santillana
Facebook: Emilia Medina

No hay comentarios:

Publicar un comentario