sábado, 19 de diciembre de 2020

CIUDAD

PRESUPUESTO 2021


AJUSTE, MÁS PRESIÓN FISCAL, MENOS SERVICIOS.


Una ecuación para que “cierren las cuentas públicas” con más costos y sacrificios para los barrios del Oeste.


Dicen que la verdad de las políticas públicas no está en los anuncios de las autoridades sino en la Ley de Presupuesto.
Y el Presupuesto “de contingencia” que acaba de aprobar la Legislatura y que será ejecutado en 2021 a menos que la Corte Suprema o el Poder Ejecutivo Nacional desanden el proyecto de coparticipación sancionado por el Congreso Nacional que le quita a la ciudad $65.000 millones, marca claramente un recorte para la ciudad que impactará particularmente en los barrios del Oeste.
Por un lado, se seguirán incrementando los impuestos existentes, se crean otros nuevos, se lleva el estacionamiento medido y acarreo a todos los barrios, se agregan nuevos tipos de fotomultas y el sistema de Eco-Bicis será rentado, entre otras novedades que harán la vida de los porteños mucho más costosa.

A la par, los vecinos tampoco tendrán las mismas prestaciones de servicios públicos: se reverá la recolección de residuos y posiblemente el camión de la basura dejará de pasar algún día de la semana, también se ajustarán los contratos de mantenimiento de hospitales.
Como el hilo siempre se corta por lo más delgado y el gobierno ha decidido, con buen criterio privilegiar la cuestión social, dejará obras inconclusas para finalizar “más adelante, no comenzará nuevos proyectos de infraestructura y en Seguridad Pública no habrá mejoras.

Veamos rubro por rubro.
SEGURIDAD: No habrá adquisición de equipamiento policial. Es decir, se suspenderá la compra de 731 patrulleros, 200 motos y 8.388 cámaras.
Y aunque el gobierno afirma que el servicio no se resentirá, deberíamos ver en el inventario cuántos patrulleros, motos y cámaras dejaron de estar operativas y deberían ser reemplazadas por nuevas para afirmar a ciencia cierta que no habrá una merma en el equipamiento destinado a seguridad. De lo contrario, como suelen repetir las autoridades a los vecinos reunión tras reunión para justificar la imposibilidad de llevar el servicio acorde a lo que se necesita, la “sábana será aún más corta” de lo que es hoy en día.
Por lo pronto, aquellos vecinos que tenían la ilusión que se colocaran nuevas cámaras de seguridad, deberán esperar al menos hasta el 2021.

CICLOVÍAS: Se suspenderá la construcción de 95 kilómetros de ciclovías, buena parte de ellas estaban previstas en el Oeste de la Ciudad. Este recorte está en absoluta contradicción con la ley de arancelamiento de Eco-Bicis sancionada el 19 de noviembre de 2020 por la legislatura, que dice que el usufructo del alquiler de las bicicletas será volcado a la construcción de nuevas bici sendas y ciclovías.
Al respecto, es bueno recordar que entre el 5 y 6 de junio de 2020 a la Comuna 11 la despojaron prácticamente del sistema de ECO-BICIS. Retiraron de un plumazo 14 de las 18 estaciones habilitadas. Quedaron tan solo cuatro, una en Villa del Parque (¿Melincué y Artigas?) y tres en Villa General Mitre, ninguna en Villa Santa Rita y tampoco en Devoto. Las pocas estaciones que quedaron, rara vez cuentan con bicicletas.

TRASLADO DE LA CÁRCEL DE DEVOTO: Seguirán las promesas incumplidas.
Haciendo memoria, sabemos que primero se cayó el proyecto de traslado de la cárcel de Devoto a la flamante cárcel de Agote, un complejo terminado y en funcionamiento donde la ciudad no debía aportar un peso. Sin embargo, ni un solo presidiario de Devoto fue a las nuevas instalaciones. Tampoco las autoridades dieron explicaciones.
En el año 2018, con bombos y platillos el Gobierno Nacional y de la Ciudad anunciaron la construcción de nuevos pabellones en el Complejo Penitenciario Federal NºII de Marcos Paz y parte de la financiación de los nuevos edificios está a cargo de la ciudad que tiene previsto compensarlo con la venta del 60% (48.000 m2) de las tierras donde hoy se asientan las vetustas instalaciones del presidio de Devoto, el último que queda dentro de los límites de la ciudad. El anunció tenía previsto que en 2020 los pabellones de Marcos Paz estarían terminados. Este año no pudo ser y ahora nos enteramos que tampoco lo será el año que viene.

VIADUCTO DEL TREN SAN MARTÍN: No se terminarán las estaciones de Villa Crespo- Chacarita y Paternal. Recordemos que la obra ferroviaria quedó suspendida después que la ciudad rescindió el contrato a la UTE GREEN-ROTTIO y el compromiso fue que AUSA iba a concluir ese tramo ferroviario.
Al no tener final de obra, el tren circula por el viaducto en altura de manera precaria. El gobierno no ha informado haber concluido las salidas de emergencia, algo fundamental, ya que al faltar dos estaciones, si las formaciones sufren algún tipo de urgencia o desperfecto entre Villa del Parque y Pacífico, deberían tener a mano salvoconductos para bajar a los pasajeros.
Sin ir más lejos, el verano pasado las vías se dilataron debido a las altas temperaturas y una formación descarriló en el tramo de este viaducto. Los técnicos en esa oportunidad dijeron… “Con el riel largo soldado, como el del viaducto del San Martín, esto no debería pasar. (…) “La falta de balasto en las vías es un factor que puede haber contribuido a la dilatación, otra razón puede ser que no se haya hecho la liberación de tensión de los rieles como corresponde”.

Otras obras pasarán a lista de espera:
Parque temático y espacio público en el Mercado de Hacienda de Liniers a construirse cuando concluya la mudanza al Mercado Agroganadero (Ruta Nº6, Cañuelas).
- Distrito Joven en la Costanera Norte
- Parque de la Innovación (en las recientemente vendidas tierras del Tiro Federal)
- Remodelación del Teatro Alvear
- Veinte obras de mejora del subte (en todas las líneas)
Según fuentes oficiales, la causa de este mega ajuste es la merma de recursos, provocado por los $65.000 millones que la ciudad dejará de percibir en concepto de coparticipación.

De todas maneras, el Ministerio de Hacienda rápidamente ideó formas de contrarrestar esa pérdida de solvencia transfiriendo el peso de la carga a los habitantes de la ciudad: Se mantendrá el incremento por inflación en Patentes y ABL/Impuesto Inmobiliario que comenzó a implementarse en 2020, se creó un nuevo impuesto al consumo con tarjetas de crédito del 1,2% en cada transacción, aumentó la alícuota de los ingresos brutos al sector financiero (del 7% al 8%), se eliminará la exención del impuesto sobre los Ingresos Brutos a las Leliqs (algo que ya generó un litigio con el Banco Central); se sumarán diferentes tipos de arancelamientos que se extenderán a toda la ciudad, como el estacionamiento medido a 80.000 espacios y acarreo en todos los barrios, extensión de las ubicaciones y causales de fotomultas (se agregará: estar en doble fila, giro indebido, no utilización del cinturón de seguridad, uso del teléfono celular al manejar, adulteración de patente)). Las Eco-Bicis pasaron a ser rentadas en los barrios que tienen la suerte de tenerlas.
Las estimaciones para el próximo año presentan un total de gastos estimado en 612.643,5 millones y un total de recursos por 587.568,9 millones, lo que proyecta un Resultado Financiero deficitario en 25.074,6 millones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario