viernes, 17 de julio de 2020

ENTREVISTA

VENCIMIENTOS IMPOSITIVOS EN PANDEMIA


ELISABET PIACENTINI:

“LO MEJOR QUE NOS PUEDE PASAR A LAS PYMES ES QUE PODAMOS LEVANTAR LAS PERSIANAS”



Todos los años el mes de julio es bisagra desde el área fiscal porque hay recategorizaciones y vencimientos impositivos que hacen que los contadores trabajen más que nunca.
Este año aún en el contexto de la pandemia, no es la excepción. Muy por el contrario desde el 20 de marzo hasta la fecha los contadores han visto multiplicado y sobrecargado su trabajo tratando de acompañar y ayudar a sus clientes a encontrar vías que le permitieran paliar (aunque sea en parte) las problemáticas que sobrevinieron por la pandemia y la prolongada cuarentena, de manera de mantener vivas las unidades de negocio.
En relación a este tema conversamos con la Contadora Elisabet Piacentini, titular del Estudio Piacentini, una mujer de amplísima experiencia y cuya excelencia en la materia le ha valido la Certificación de Profesioanalidad otorgado por el Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la Ciudad de Buenos Aires.

P: ¿Qué vencimientos hay este mes?
R: El día 20 de julio vence la recategorización de monotributo.
Hay que tener en cuenta que desde marzo hasta ahora debido a la cuarentena estamos en feria fiscal y la AFIP no está excluyendo a nadie del sistema. De todos modos nosotros recomendamos a nuestros clientes que realicen las debidas recategorizaciones y mantengan prolijos todos sus movimientos, facturación y presentaciones porque una vez que pase todo esto, seguramente la AFIP revisará si hubo o no inconsistencias. Dado el contexto de pandemia muchos monotributistas están bajando de categoría y esto a partir de agosto le significará alguna baja en el monto a pagar.
Otro tributo que vence es el que graba la renta financiera. Es un impuesto engorroso, de muy baja recaudación. En la mayoría de los casos los contadores terminamos haciendo cuentas, cuentas y cuentas para declaraciones juradas complejas pero con montos insignificantes a pagar
El 24 de julio vencen Ganancias y Bienes Personales. Contrariamente a todo lo que se había prometido, aumentaron muchísimo las alícuotas y ni que hablar para aquellos que tienen bienes en el exterior para quienes la tasa es 10 superior a la de hace dos años.
Cuando el gobierno sancionó la ley de solidaridad, tenía la intención de grabar más fuertemente los patrimonios declarados en el exterior para impulsar una repatriación. Sin embargo, la pandemia hizo muy difícil que aún aquellos que quisieran hacerlo, pudieran concretarlo. En definitiva, la gente está pagando.
Otra cosa que quedó muy mal posicionada y debería revisarse es que a mediados de agosto hay que comenzar a pagar los anticipos de Ganancias del año 2020. Es decir, ni bien se termina de pagar el año 2019, ya hay que comenzar pagar los anticipos del 2020, no hay respiro.

P: ¿Durante esta cuarentena y desde tu experiencia, las empresas apelan a las ayudas que da el Estado Nacional?
R: sí, por supuesto. Por ejemplo el crédito a tasa “0” para monotributistas y autónomos es muy conveniente y nosotros se los recomendamos a todos nuestros clientes.
También muchas firmas se anotaron para recibir los ATP, aunque los empresarios padecen un alto nivel de incertidumbre frente a este subsidio. Al momento que estamos hablando [8 de julio], las empresas aún no saben si tienen que liquidar los sueldos del mes de junio incluyendo o no los ATP, cuando se supone que los salarios deben abonarse del 1 al 5 de cada mes.

P: En tu rol de dirigente empresaria cómo ves al sector?
R: Hay rubros que se han convertido en fantasmas, no pudieron abrir nunca desde el 20 de marzo y no son actividades que generen tantas aglomeraciones.
El gobierno de la ciudad de Buenos Aires está dando muestras de querer avanzar hacia una mayor apertura y en ese sentido está revisando todos los protocolos para que los diferentes sectores puedan volver a la actividad.

P: Algunos funcionarios dicen que aunque abran, tampoco van a trabajar porque no hay público que compre…
R: Es absolutamente diferente abrir a no abrir. Por más que haya poco trabajo, tener abierto mantiene la presencia, genera algún nivel de ingreso, permite al empresario tener la cabeza puesta en el negocio y no únicamente en los problemas. Cuando un comercio está muchos meses cerrados, la gente se olvida y busca otras alternativas.

P: ¿Cómo Presidenta de Mujeres FECOBA como observás que viven este momento las emprendedoras?
R: Dentro de las mujeres empresarias, las que peor la están pasando son las gastronómicas, turismo, artistas, eventos.
Es admirable la capacidad de reinvertarse y la fuerza que le pone la mujer. Hay editoras que lanzaron durante estos meses libros online y ni bien pase la cuarentena tienen previsto imprimir por la excelente respuesta que tuvieron. Otra que organiza anualmente EXPO-PYME se lanzó a realizarla en forma virtual y concretó un éxito. Están aquellas que tienen gimnasios y siguieron con clases por Internet que las complementan con consultas de nutrición. Una bombonería transformó su negocio en una tienda online y le va muy bien. Hay maquilladoras que solían desempeñarse en el mundo del espectáculo y ahora están dando cursos a través de ZOOM. Todas intentan mantenerse vigentes. Saben que esto pasará.
Lo positivo es que no se doblegaron ante la adversidad, no se dan por vencidas, investigan, se informan, buscan complementarse…

P: ¿Qué factores están condicionando más la continuidad de una unidad productiva?
R: Aquellos que son propietarios tienen más capacidad de sobrellevar este momento pero quienes alquilan, por más que el propietario sea benevolente y renegocie meses de alquiler, al empresario se le van acumulando tantas deudas que prefiere devolver el local y ver si en algún otro momento puede volver a empezar.
Hay que entender que cada PyME que desaparece son fuentes de trabajo que se pierden.

P: ¿Qué vías de solución le encontrás?
R: Desde FECOBA se está haciendo un intenso trabajo y ya comienzan a aparecer líneas de créditos subsidiadas como las del Banco Ciudad que son muy atractivas para aquellos que puedan tomarlas, como dijimos antes, hasta fin de mes están disponibles los créditos a tasa “0” para monotributistas y autónomos.
Me parece que también debería haber una alianza más consistente entre el sector empresarial PyME y los sindicatos en vista que hoy lo más importante es mantener vivos los puestos de trabajo.
Y lo mejor que nos puede pasar al sector productivo es que a partir del 17 de junio podamos volver a levantar las persianas.

Consultas:
4585.3779
Whatsapp: 15.5143.5065
Camarones 2950

No hay comentarios:

Publicar un comentario