miércoles, 18 de noviembre de 2020

ENTREVISTA

PERSONALIDADES DE VILLA DEL PARQUE


CONSTANTE JUAN DANERI
“Un enamorado de Villa del Parque, la familia y los amigos”


Constante Juan Daneri
El 8 de Noviembre de este año se cumplieron 112 años de la Fundación de nuestro barrio.

Cuando uno repasa la historia va conociendo y reconociendo infinidad de personas que con vocación de servicio han dedicado buena parte de sus vidas a construir la “patria chica”, como suele decirse al barrio, ese que nace en la puerta de nuestro hogar y trasciende al vecindario que nos cobija dando el primer sentido de pertenencia a un lugar: la escuela, las iglesias, las oficinas públicas, los centros de salud, las entidades intermedias, los comercios, las calles que se recorren habitualmente, en fin, ese espacio común donde suele transcurrir el cotidiano vivir y se comparte con los afectos más cercanos como son la familia, amigos y conocidos.

Constante Daneri fue una de esas personas especiales.

Aquí Villa del Parque tuvo oportunidad de conversar con su nieto Mariano Los Daneri y reconstruir algunos pasajes de la vida de este hombre singular cuyo legado sigue vigente hoy en la memoria y quehacer de quienes lo recuerdan y tratan de continuar el camino trazado por él.

P: ¿Constante nació en Villa del Parque?
M.L.: No, mi abuelo originalmente vivía en Haedo, años más tarde se mudó a la calle Fragata Sarmiento, a pasos de Avenida San Martín y Juan B. Justo. Trabajó varias décadas en la Farmacia del Policlínico Bancario, era Técnico en Farmacia recibido en la UBA.
Cuando mis padres se casaron, mi abuelos querían estar cerca de ellos, por eso decidieron venirse a vivir al barrio y abrir una farmacia en Campana y Santo Tomé. Corría el año 1969.
Ni bien llegó a Villa del Parque fue un amor a primera vista.

P: ¿Cómo era Constante?
R: Mi abuelo era una persona fuera de serie, era alegre por naturaleza y tenía un extraordinario sentido del humor que lo llevaba a todos los planos de su vida. Su bonhomía y don de gente hizo que todo aquel que lo conociera, lo apreciara. Por eso creo que cosechó tantos grandes amigos a lo largo de su vida que aún lo recuerdan entrañablemente. Hizo culto de la amistad, a tal punto que con un grupo tenían reservada una mesa que ocupaban semanalmente en la pizzería Grand Park (estaba ubicada en Jonte y Nazca. 
Imaginate, el Día del Amigo era una fiesta para él!, entregaba pergaminos y todos los años ideaba objetos singulares para obsequiarles.
También fue un gran bohemio, un idealista y un soñador. Isabelino Espinosa, que fue uno de sus grandes "compinches", me cuenta que solían escabullirse atrás de la farmacia para planificar cosas para el barrio, hasta armaban serenatas!.
Hay un artículo del periódico “La Voz de Villa del Parque” publicado en el año 1990, cuando se cumplieron 5 años de su fallecimiento que lo describen tal y como era:
“Uno de esos personajes fuera de serie que existen en el mundo y que solo él conformaba una institución por su positiva obra y actuación en favor del bien común (…) sensible y solidario a cuanta inquietud fuera posible canalizar y concretar dentro del quehacer comunitario. Gran creador e idealista de profundas convicciones sociales, vivió con el pensamiento de favorecer y ayudar al prójimo dentro del máximo de su esfuerzo y capacidad sin límite. Se afanaba por servir y ser útil a la sociedad.”

P: Esa labor comunitaria lo llevó a desempeñar diferentes cargos en las instituciones intermedias del barrio…
M. L.: Sí, presidió y participó en distintas entidades: fue presidente de la Asociación Vecinal, del Club Parque, tesorero de la Asociación de Comerciantes de Villa del Parque (lado Sur), fundó junto a otros vecinos y condujo la Junta de Estudios Históricos de Villa del Parque, integró la Comisión Directiva de la Junta Histórica Central y de la Asociación Sanmartiniana de Villa del Parque y Devoto.

El farol está en la esquina
de Campana y Santo Tomé
P: Y en la farmacia cómo era?
R: Como en el resto de su vida, afable con los clientes y a todo le imprimía una chispa de humor.
La farmacia desde su origen ha sido una empresa familiar. Mi madre, Susana Daneri, como farmacéutica y segunda generación concretó numerosos avances. Pero algo se mantuvo como una constante y es el día de hoy que nos guía: el cliente deposita su confianza en nosotros y siempre hay que darle una respuesta positiva. Así, si un medicamento no está en existencia en el local se lo busca hasta que se lo encuentra. Mi madre ha ido infinidad de veces con su auto droguería por droguería para encontrar un remedio que necesitaba algún vecino y no volvía hasta no conseguirlo.
Después de algunos años, mi abuelo además de Daneri adquirió la farmacia Mafei que está en Cuenca y Jonte, un hermoso local de 1928 que conserva intacta su fachada y gran parte del mobiliario en madera, como el día que abrió sus puertas por primera vez, es una belleza desde el punto de vista patrimonial.

P: ¿Cómo surgió la idea de poner un farol, réplica de las luminarias a gas que conformaron el primer alumbrado público que tuvo el barrio en sus inicios?
M.L.: Mi abuelo falleció el 18 de agosto de 1986 pero su legado perdura en el cariño de sus amigos y vecinos que recuerdan su calidez, su caballerosidad y generosidad. Sabiendo de sus deseos, ellos lograron después de su muerte la aprobación municipal para la colocación de una réplica de los primeros faroles a gas que existieron en Villa del Parque y colocarlo en el frente de la farmacia.
La inauguración fue un acto inolvidable, tal como le hubiese gustado a mi abuelo, con serenata de cantores y guitarras!.

JUNTA DE ESTUDIOS HISTÓRICOS DE VILLA DEL PARQUE

El farol también quedó sellado
en el símbolo de nuestro barrio

Una calurosa mañana de enero del año 1983 el antiguo y caracterizado vecino de Villa del Parque, Don Constante Juan Daneri, decidió citar a algunos amigos interesados en proyectos comunitarios y barriales en la trastienda de su ya conocida farmacia. Su idea, preñada de nostalgias pero a la vez llena de entusiasmo, conocimiento profundo y creatividad que caracterizaban su personalidad se direccionó a la formación de una entidad dedicada al rescate del acervo y las tradiciones de esa “Patria chica”, que es el barrio.
Se hallaron en aquella reunión entre otros, Carmen García de Soler, Roberto Tuoto, Isabelino Espinosa y Arnaldo Miranda, quienes imbuidos por el optimismo del convocante pergeñaron la conformación de la "Junta Histórica de Villa del Parque”, la confección de un sello consistente en un tranvía a caballo que distinguió a la naciente entidad y la fijación de la sede social en el club Social y Deportivo Parque, que generosamente abrió sus puertas para tal fin aquella misma jornada.
El Acta constitutiva de la Junta se labró el 16 de marzo de aquel mismo año (1983) siendo electos por unanimidad Constante Daneri, presidente; Roberto Tuoto, secretario; isabelino Espinosa, primer vocal y Arnaldo Miranda, vocal representante ante la Junta Central de Estudios Históricos de la Ciudad de Buenos Aires.
Entre las primeras tareas que se fijaron sus creadores figuró el catálogo barrial consistente en la división de toda la zona en siete radios para su mejor estudio y la localización de las antiguas quintas, familias y comercios de la Villa.
Luego del deceso del señor Daneri ocurrido en 1986, la Junta entró en un período de reducida actividad para luego de diversas alternativas ser rehabilitada en 1998.

Fuente: Revista Daneri (2008). Año del Centenario de Villa del Parque.

No hay comentarios:

Publicar un comentario