domingo, 15 de noviembre de 2020

CIUDAD

PROYECTO LEGISLATIVO


ESTACIONAMIENTO MEDIDO Y ACARREO


Horacio Rodríguez Larreta acaba de presentar en la Legislatura Porteña el nuevo proyecto de “Estacionamiento Ordenado” de automotores que propone desplazar definitivamente al sistema de tiqueteras, creando formas de pago “on line” y tarifas diferenciadas por lugares y tiempo de uso, sumando un sistema de acarreo en todos los barrios de la ciudad.

Hasta el día de hoy – a excepción de los meses de cuarentena en que no hubo cobros ni acarreos - la ciudad tiene un sistema conjunto de 4.000 espacios de estacionamiento medido en zonas céntricas y comerciales, con cobros mediante cospeles y monedas que se depositan en los parquímetros, alcanzando una cobertura geográfica del 13% del mapa porteño y se completa con el acarreo controlado por las empresas Dakota y BRD, que llevan a cabo este trabajo con 30 grúas que remueven autos en infracción y los trasladan a tres playas activas.

En los últimos cuatro años hubo varios intentos del Poder Ejecutivo de ampliar el estacionamiento medido y llevar los espacios tarifados a 130.000 con sistemas de acarreo en todos los barrios de la ciudad. Las interposiciones judiciales y pedidos de amparo impidieron que esas políticas se implementaran.

¿En que consiste el nuevo proyecto presentado en la Legislatura?

La principal reforma de este proyecto del Poder Ejecutivo apunta a separar el servicio de estacionamiento y el de acarreo.
El estacionamiento medido va a pasar a ser gestionado por el Gobierno de la Ciudad, se eliminarán los parquímetros reemplazándolos por mecanismos de pago “on line”: a través de WhatsApp, Boti (el chat del gobierno porteño) y otras plataformas que se irán sumando, aunque también prevé que las personas que no puedan utilizar los sistemas digitales, opten por “comprar horas de estacionamiento” en los comercios cercanos.
Está previsto llevar a 80.000 los espacios de estacionamiento medido en todos los barrios de la ciudad, con tarifas fijas o progresivas según las áreas y un régimen especial que se implementará en zonas cercanas a estadios cuando estén programados encuentros deportivos o recitales.
El tipo de tarifas que se aplique también puede ser un punto conflictivo, sobre todo si se aplican cobros progresivos en los centros comerciales a cielo abierto y sus áreas cercanas, algo que puede favorecer la rotación de vehículos pero también invita a los consumidores a irse más rápido en vez de quedarse a consumir o alentarlos a ir a paseos de compras donde no son compulsados a pagar estacionamiento,  como es el caso de Shoppings cercanos.

Los vecinos residentes en principio no pagarán por estacionar su vehículo cerca de su domicilio y hasta un radio de 300 metros a la redonda de la vivienda (50 cuadras), aunque hasta el momento no se ha aclarado cuántos vehículos por vivienda podrán ser exceptuados. Este punto no es menor. Una iniciativa anterior del gobierno en esta materia, que no pudo ser aplicada porque se topó con amparos judiciales, tenía previsto exceptuar de pago a solo un rodado por vivienda. De mantenerse esta condición en el actual proyecto, las familias que tengan más de un auto radicado en el mismo domicilio deberán asumir un nuevo costo para los rodados que no entren en las generales de la ley.

Otra parte fundamental de este proyecto es el acarreo. La iniciativa estipula que el servicio estará a cargo de tres empresas operadoras que se dividirán el mapa de la ciudad y éstas deberán contar con dos playas de estacionamiento para alojar a los autos multados.
En esta próxima etapa se priorizarán los acarreos que afecten directamente la convivencia de los vecinos: estacionamiento indebido en entradas de garajes, rampas, paradas de colectivos o áreas peatonales.
Con lo que recaude, el Gobierno pagará el canon correspondiente a las empresas de acarreo, las comisiones que correspondan por servicios de cobros y el resto de los recursos promete que los utilizará para inversiones en infraestructura del transporte público.

No hay comentarios:

Publicar un comentario