sábado, 21 de mayo de 2022

INSTITUCIONALES

CLUB GIMNASIA Y ESGRIMA DE VILLA DEL PARQUE


GIMNASIA RÍTIMICA

La síntesis de la destreza deportiva unida a la belleza de la danza clásica.
Hoy el club G.E.V.P. se enorgullece de tener a tres de sus atletas en la Selección Nacional



La gimnasia rítmica es quizás una de las disciplinas más difíciles y virtuosas en el mundo del deporte. Una actividad que sintetiza la habilidad y destreza física con los armónicos movimientos de la danza clásica, la combinación de elementos, como la cuerda, el aro, la pelota, las mazas y la cinta, que completan la belleza de los desplazamientos al ritmo de una coreografía.
En el club Gimnasia y Esgrima de Villa del Parque la práctica de este deporte está organizada desde la Escuela Inicial donde pueden concurrir chicos a partir de los 3 años hasta el grupo de Élite, que hoy tiene el orgullo de contar con 3 de sus atletas en la selección nacional.
Actualmente GEVP se encuentra afiliado a la Federación Metropolitana de Gimnasia (FMG) y está a su vez se encuentra nucleada en la Confederación Argentina de Gimnasia (CAG) participando de Torneos Metropolitanos y Nacionales como así también de exhibiciones y Torneos Amistosos.
Nuestro medio tuvo oportunidad de conversar con las profesoras Cintia Fonquerny, Coordinadora Técnica de la disciplina, Jueza Internacional Brevet Nivel 4 y Entrenadora de Nivel Elite; Camila Quintans, Profesora de Gimnasia y Entrenadora a cargo de los Niveles Equipo y Elite; y Mariella Cambiaso, Profesora de Danza Clásica y Contemporáneo quien tiene a su cargo la enseñanza de danza clásica a los Niveles de Escuela Avanzada, Pre-equipo, Equipo y Elite. Las acompañó María José Rodriguez Capitana de la subcomisión de gimnasia rítmica.
A lo largo de nuestro encuentro pudimos conocer cómo se desarrolla esta disciplina en el club G.E.V.P. y como el trabajo conjunto a partir de un proyecto muy bien articulado está dando trascendentes resultados que son un motivo de enorme alegría para la Institución.

De izq. a Der.: Cintia Fontquerny,
María José Rodríguez, Camila Quintans
Mariella Cambiaso

P: ¿Cómo se dicta esta disciplina en el club G.E.V.P.?
C.F.: En G.E.V.P. Los chicos pueden comenzar a practicar rítmica a partir de los 3 años en el nivel de escuelita. A medida que van avanzando e incorporando técnicas y conocimientos van pasando de nivel, primero a la escuela avanzada, pre-equipo, equipo y ahora desde hace un año tenemos el grupo de élite.

P: Seguramente estos logros son fruto de un largo trabajo…
C.Q.: Nosotros arrancamos con el Proyecto Elite en 2019.
M.J: Desde 2016 se comenzó a trabajar desde todos los niveles para poder proyectar a las gimnastas y llegar con algunas a Nivel Elite. Para eso una de las modificaciones estructurales que se hicieron fue la función de Cintia como coordinadora técnica, logrando un hilo conductor desde el trabajo de la Escuela Inicial hasta el Nivel más alto. El trabajo en conjunto de todo el Plantel.

P: ¿Y cómo lograron capear la pandemia?
C.Q.: Creo que por la garra y corazón que pusimos, tanto las chicas como el cuerpo técnico. Al contrario de lo que uno podía suponer, las nenas, en su mayoría, aprovecharon ese tiempo de encierro para entrenar y mejoraron un montón.
Era admirable verlas todos los días entrenar frente a la computadora haciendo además el trabajo que menos le gusta o el más tedioso para ellas, que es la entrada en calor y trabajo de elasticidad/flexibilidad, largo proceso de ejercicios para calentar todos los músculos del cuerpo, un paso absolutamente necesario para después adquirir la técnica y las líneas proyectadas en una coreografía.
A pesar de todas las dificultades, los papás nos contaban que era el momento del día que las chicas más esperaban porque podían moverse y salir de la pasividad que imponía la cuarentena.
Nosotras dábamos las clases desde nuestras casas a través de la computadora y los padres ayudaban a las chicas en cada una de las indicaciones. En todo momento contamos con el apoyo de las familias, sino no hubiera sido posible.
Por eso, cuando llegó el momento de reencontrarnos en el club, pudimos seguir avanzando con el proyecto. la pandemia no logró estancarnos.

C.F.: Tanto fue el compromiso que durante la pandemia hasta pudimos competir en torneos. En algunos casos teníamos que enviar los videos y en otros la competencia se desarrollaba en vivo.
En estas instancias también los padres tuvieron un rol importante porque nos brindaron un fuerte apoyo, desde adecuar ambientes de la casa para que las chicas entrenan y compitieran, hasta adaptar el ritmo de todo el núcleo familiar a estos condicionamientos. Hay que considerar que las chicas ejercitan unas 4 a 5 horas diarias.

Atletas de la Selección Argentina
P: Debe haber sido difícil competir en esas condiciones…
C.F.: Siii, en principio dependíamos de la conectividad y de un montón de factores. Fue una verdadera apuesta creativa. Pero fue increíble! Porque hasta las nenas más chiquitas de la escuela inicial pudieron participar de estos encuentros, el más importante que nos dio mucha satisfacción fue un Internacional, donde todos los niveles compitieron con gimnastas de Chile, México, Brasil, Ecuador, Malasia. La pandemia nos dejó muchos lindos momentos como estos y nos unió mucho en el trabajo en equipo.

P: ¿Cómo es el trabajo desde la danza clásica?
M.C: Mi trabajo en las categorías avanzada, pre-equipo, equipo y grupo de elite es tener un hilo conductor desde los niveles más bajos a los más altos para transmitir técnicas de la danza clásica que estén al servicio de la rítmica.
En este sentido, me centro en las líneas, en las dificultades técnicas y en todo lo que tiene que ver con lo corporal que no involucre elementos.
Nuestro ideal es lograr una gimnasta que parezca una bailarina con manejo de elementos.

P: ¿Esto requiere mucho trabajo en equipo por parte del cuerpo técnico?
C.F. Sí, por supuesto. Estamos todo el tiempo comunicadas entre nosotras y con el resto de los profes. Escuchamos, valoramos y respetamos el trabajo de cada profe, las recomendaciones y opiniones. De esa manera se fue gestando una guía de objetivos por niveles que atraviesa todo el proceso de enseñanza desde la escuelita inicial hasta el nivel de elite. Es decir, tenemos un proyecto pedagógico y técnico de largo plazo, articulado desde las categorías más bajas hasta el alto rendimiento.

P. ¿Qué se requiere para que una niña aspire a llegar al grupo de élite?
C.F.: Gimnasia rítmica es una pirámide. En el semillero comienzan muchas y la mayoría desde muy pequeñas. Cada gimnasta va subiendo de nivel a medida que logra adquirir los objetivos del nivel en el que está. Hay nenas que tienen cualidades y aptitudes físicas excepcionales, pero a la par de esto y no menos determinante es la capacidad de entrenamiento, porque si no se ejercitan o no quieren dedicarle el tiempo que la actividad requiere, es muy difícil que puedan avanzar hasta los niveles más altos.
Tienen que estar muy enfocadas en lo que quieren porque desde muy chiquitas deben estar dispuestas a elegir entre entrenamiento y un cumpleaños o salir con amigas, inclusive hasta el colegio se hace complejo, porque cuanto más alto lleguen, hay más horas de entrenamiento, viajes y torneos, esto implica que a veces no puedan concurrir a clases porque entrenan doble turno e incluso tengan que dejar la escuela presencial y pasar a una escolaridad virtual mediante un régimen especial.
Nosotras las acompañamos en todo el proceso, las alentamos, pero la decisión de querer estar siempre es de ellas y tienen que hacerlo desde el disfrute y la vocación por este deporte.

C.Q.: Otro aspecto no menor es que sean capaces de soportar la presión de la competencia. No todas llegando a estas instancias, se sienten cómodas con 12 jueces observándolas, que analizan cada uno de sus movimientos. Hay que tener en cuenta que las gimnastas en cada competencia deben mostrar simpatía, gracia, elegancia, destreza física, coordinación, armonía, manejo eficaz de los elementos y además cuanto más complejidad y dificultad agreguen, más puntos suman. Todo eso lo tienen que hacer en un minuto y medio. Y en ese tiempo se juegan meses de entrenamiento.

M. C: Por eso en estas instancias de alta competencia, también se recomienda que estén acompañadas por un psicólogo deportivo, las ayuda a mantener el equilibrio mental y emocional.

P: Todo esto implica un compromiso muy fuerte por parte de las familias que también trasciende en materia económica?
C.F. La familia es fundamental desde el compromiso que asumen. Sin el acompañamiento del núcleo familiar es muy difícil que las chicas puedan cumplir los objetivos.

M.R: Por ejemplo, este año hubo familias que resignaron hasta sus vacaciones para que las chicas pudieran seguir entrenando y compitiendo. Para una gimnasta de nivel Elite 10 días de descanso es muchísimo y si hay Torneos o Ingresos cercanos no pueden darse ese lujo.

C:F.: Y las posibilidades económicas también son un factor de peso. Hay chicas que resignan continuar porque la familia no puede, no porque no quiera.

P: ¿No cuentan con subsidios por parte del Estado para ayudar a las chicas del nivel elite?
C.F.: Lamentablemente para las nenas más pequeñas no hay ningún tipo de apoyo. A veces las más grandes reciben un subsidio mínimo y/o consiguen que el Estado financie algún viajes, eso es todo.

P: ¿Cómo observan a Argentina en el escenario mundial de la gimnasia rítmica?
C.F.: El país avanzó mucho en los últimos años. Antes se practicaba solo en algunas grandes ciudades del país. Hoy la disciplina se extendió a prácticamente todas las provincias y eso amplía el semillero y mayor cantidad de chicas que llegan al nivel de elite.
Con relación al resto de América, nuestro país está muy bien posicionado. Pero si la comparación es con Europa, estamos muy lejos. Hay que tener en cuenta que los países que más se destacan en el viejo continente, parten de una base mucho más amplia, porque en las escuelas se da gimnasia rítmica y a partir de allí van haciendo el proceso de selección.
En cambio, en nuestro país depende que una familia se acerque a un club, la niña comience a practicar la actividad y luego se den el resto de condiciones para que vaya cumpliendo etapas.

P: Institucionalmente cuál es la tarea de la subcomisión de gimnasia rítmica?
M.R.: En nuestro Club las subcomisiones están integradas por padres que tenemos chicos que practican la actividad y es una especie de “brazo extendido” de la comisión directiva Club. Actúa como un mediador tanto para estar en contacto con el plantel de profesores como para transmitir a la comisión directiva y al departamento físico las necesidad, novedades y para el mejor desarrollo de la actividad. También somos los que estamos en contacto directo con las Federaciones de la disciplina y mantenemos la cercanía entre ambas Instituciones.

P: ¿Cómo va creciendo la disciplina dentro del club?
M.R.: En el año 2015/16 se produjo un quiebre. En algún momento habíamos llegado a tener unas 300 alumnas en rítmica. Luego en el Club hubo otras disciplinas, como artística, tela, circo… y eso produjo una importante dispersión. Con mucho trabajo se arma el proyecto Elite que requiere un amplio trabajo desde el inicio de los niveles, se comienza una ardua tarea que abarca la difusión de nuestra actividad en las redes y de forma interna en el modus de trabajo del Cuerpo de Profesores. Podemos decir que en 2019 se encauza este nuevo proyecto y en 2020 logramos comenzar a ver los frutos, no solo con el ingreso de 3 de nuestras gimnastas a la selección nacional sino con el crecimiento constante y sostenido de la actividad. Actualmente ya sobrepasamos las 100 deportistas.
Como mérito a este trabajo también debemos agregar el apoyo que nos dio la Institución el año pasado cuando tuvimos la posibilidad de ser Sede del Torneo Nacional Federativo Nivel A y B 2021, donde varias de nuestras gimnastas han competido y han logrado el título de Campeonas Nacionales Federativas en modalidad conjunto, Subcampeonas Nacionales Individual AC2, Campeonas Nacionales modalidad Duo Nivel A entre los más destacados. y que repetiremos a escala de un Metropolitano el próximo 22 de mayo. Invitamos a todos quienes quieran venir a presenciar del mismo.
Y, si bien el Torneo Nacional Federativo de C se realizó en Misiones, nuestras gimnastas en este Nivel también se han destacado con títulos como Campeonas Nacionales modalidad Trío AC2 y AC3, Campeonas Nacionales modalidad Duo AC3, Campeonas Nacional y Subcampeona en modalidad Individual categoría Preinfantil.

No queremos terminar la nota sin hacer una mención importante a quien supo colaborar y guiarnos, puso todo su ser y profesionalismo al servicio del cuerpo técnico y subcomisión de esta disciplina. Sin su gran trabajo hoy no estaríamos en este lugar. Gracias Lic. Psicóloga Deportiva Maria Jose Chiesa por enseñarnos la importancia del trabajo en equipo. GRACIAS

No hay comentarios:

Publicar un comentario