lunes, 20 de diciembre de 2021

LA OPINIÓN DE ESPECIALISTAS

SEGUROS GENERALES


¿ES NEGOCIO ASEGURAR AUTOMÓVILES?


Gentileza: Organización C&A VARIO

La siniestralidad es un enemigo conocido, hasta previsible, pero que desde hace años avanza en silencio masticando los ingresos de las aseguradoras.
Todos afirman y con razón que la siniestralidad del ramo es inferior a la media internacional, pero lo cierto es que las erogaciones por siniestros de las compañías continúan incrementándose a paso lento pero inexorable.
Hasta mediados de la década pasada, con mayor exactitud hasta 1995, la siniestralidad de Automotores nunca había superado el 60% de las primas devengadas, aunque venía creciendo en forma sostenida (como ahora). A partir del '96 la siniestralidad llegó al 66% y no bajó más de ese "piso".
En el último ejercicio anual, los siniestros se llevaron el 70% de las primas netas, mientras la producción permaneció estancada. Como el déficit fiscal con el PBI, la siniestralidad también aumenta cuando el PBI del seguro (la producción se estanca o desciende. Y la realidad es que el negocio de automóviles permanece en un nivel inferior a los 2.300 millones de pesos desde 1995.
"El nudo de la horca". Hay dos líneas paralelas ascendentes, una de producción y otra de siniestros y correspondía a las épocas de bonanza en la producción.
Cuando la producción caía, los siniestros continuaban imperturbables su marcha ascendente y, claro, las líneas se cruzaban. Eso ya sucedió en el negocio de autos. Ahora la siniestralidad está en ascenso y las primas estancadas. La desmejora de los resultados técnicos del ramo (negativos en un 18%) es un reflejo de la situación.
Estimado cliente, concluye otro año de trabajo, otro duro, pero se va otro año que nos deja experiencias y que prepara esperanzas para el que pronto se inicia.

Consultas:
Av. Nazca 3106, Villa del Parque
Tel. 4504.7254

No hay comentarios:

Publicar un comentario