jueves, 17 de septiembre de 2020

EDUCACIÓN

ESCUELA PÚBLICA


CULTIVAR LAS EMOCIONES EN LA ESCUELA DOMICILIARIA
En el contexto de A.S.P.O.

Primera Parte.

Escribe: MARÍA FLAVIA DÍAZ NÓBLEGA.
Especialista en docencia Universitaria. Lic. Psicóloga orientada en Educación.  Directora de la Escuela Domiciliaria N°1. Escalafón A. Educación Especial. Ministerio de Educación. GCABA.


Cultivar las tradiciones hace a la identidad de la comunidad, a su idiosincrasia y su historia en un espacio dado a través del tiempo, porque el ser humano reacciona en su circunstancia. Cada docente ha llegado a hacerse domiciliario con mayor o menor experiencia que otros; pero al abrazar la tarea llevan a ella sus más altos valores. No es una tarea fácil. Implica desafíos a sortear y se necesita estar o mantener equilibrio emocional frente a la enfermedad o la muerte de los niños o jóvenes que se asisten.
La Escuela Domiciliaria N°1, en Ciudad Autónoma de Buenos Aires, este 1° de septiembre de 2020 cumplirá sus 72 años de trayectoria escolar. Nació a raíz de la epidemia de poliomielitis, ante la pregunta y demanda: ¿Quién dará escolaridad a los niños y niñas una vez que se externen del hospital? Allí se inició la construcción de la escuela y a medida que avanzó en la historia, cada equipo de docentes le fue sumando inquietudes a la tarea cotidiana.
En su transitar histórico se visualizó que la empatía y sentimientos entre los alumnos y los docentes había que cuidarlos. Para ello se implementaron talleres educativos con un eje, experiencias directas en cada nivel, para la socialización de los alumnos y sus vínculos. Los alumnos provienen de realidades diferentes y están transitando situaciones de enfermedad disímiles; pero se expresan según su edad mental o cronológica como infantes o adolescentes pertenecientes a una familia, a veces con desarraigo de lo conocido y eyectado a una gran ciudad, que como en toda megalópolis el ser humano en su mayoría pasa a ser anónimo.
Desde hace un par de años se fueron introduciendo lentamente los adolescentes del nivel medio, sus familias y docentes en estas actividades propias de la Escuela Domiciliaria. Ese compartir la experiencia didáctica, el taller, la jornada de Ciencias Naturales, los actos escolares. Son actividades escolares netas, sujetadoras en la estructura escuela.
Generalmente se dice: “…la escuela trabaja con la cabeza, y ni siquiera con la cabeza completa, sino con una parte, el neocórtex, y más explícitamente, con el hemisferio izquierdo del neocórtex, al cual los neurólogos adjudican las funciones racionales y lógico-matemáticas”. Nosotros en la Domiciliaria, sostenemos que esto sólo no es suficiente. Se debe trabajar con las emociones, las actitudes positivas nuestras y de nuestros alumnos. Frente al miedo y la inseguridad que produce la enfermedad y el temor a la muerte no puede descuidarse el tálamo, receptor de muchas emociones, y de las vivencias emocionales del espíritu.

La Escuela Domiciliaria N°1 da educación gratuita en los niveles: inicial, primaria y media en situación de enfermedad (cuyo certificado médico diga diagnóstico y reposo por 30 días o más) que tengan escuela de origen de gestión estatal o privada, que vivan en C.A.B.A. en forma transitoria o permanente en los distritos escolares: 1, 2,7,9,10,12,14,15,16,17 y 18. Ante cualquier consulta escriba a: edom1_de12@bue.edu.ar se contestará a la brevedad.

Continuará...

No hay comentarios:

Publicar un comentario