domingo, 14 de junio de 2020

EDUCACIÓN

ESTILOS EDUCATIVOS

TIPOS DE PADRES

Escribe: Prof. CARLOS ALBERTO GAMALLO PEÑA
Psicopedagogo - VICEDIRECTOR ESCUELA N° 14 D.E. 11 “Hogar Naval Stella Maris”

Hay muchas maneras de educar como personas pues toda educación requiere una relación personal. Se educa a cada hijo de forma diferente, personalizada, no valen las mismas estrategias para personas distintas.
Todo hijo es hijo único. Todo acto educativo cumple dos funciones: velar el desarrollo integral del educando - PROTECCIÓN – y orientar a ese desarrollo – AUTORIDAD -. Los padres deben esforzarse para que cada uno de sus hijos llegue a desplegar todas sus potencialidades. Los padres deben intervenir para que el proceso no se desvíe y estar ahí para corregir el rumbo si fuese necesario.
Podemos agrupar las múltiples maneras de educar en cinco estilos educativos, según se interprete esa relación personal y debemos tener en cuenta las dos variables antes mencionadas: la PROTECCIÓN y la AUTORIDAD.

PIRÁMIDE DE LAS NECESIDADES
PADRES PROTECCIONISTAS: convierte la protección en una auténtica obsesión. Un exceso de celo asfixia a sus hijos y lejos de educar no permite que se desarrolle el ser humano que llevan dentro, los cubren con una urna de cristal y no se atreven a cortar el cordón umbilical y corren el riesgo de crear hijos sobreprotegidos, personalmente frágiles y poco preparados para afrontar la vida.
PADRES DESERTORES: pecan por defecto, lo cual supone no ejercer como padres y no asisten al desarrollo de sus hijos, no educan, hacen dejación de sus obligaciones. Son padres “MISSING”, desaparecidos, simplemente no están, quizás porque tienen miedo a educar y convierten a sus hijos “HUÉRFANOS DE PADRES VIVOS”. Este tipo de padres engendran hijos con problemas de autoestima y dureza afectiva.
PADRES AUTORITARIOS: entienden la autoridad como autoritarismo y tal exceso provoca miedos y tirantez. Pueden conseguir que se les obedezcan, pero no educan. No señalan el camino porque ellos son el camino, deciden por ellos, generando hijos inseguros y acomplejados.
PADRES PERMISIVOS: no se atreven ni siquiera a orientar, a acordar criterios y a señalar el camino. Son padres “LIGHT”, blandos, sin principios incapaces de exigir nada, de imponer normas y hacerlas cumplir. En el fondo tienen miedo a sus hijos, miedo a contrariarlos, generando personas caprichosas, tiránicas y pocos resistentes a la frustración. Los padres tienen miedo a ejercer la autoridad por temor a vulnerar la autoestima de sus hijos por no respetar sus gustos e incluso sus caprichos.
PADRES EDUCADORES – HIJOS SANOS: Los estilos educativos o tipos de padres antes mencionados por lo general no los hallamos en estado puro, sino mezclados, es decir que presentan algunos rasgos de más, más que de otros.
Los padres EDUCADORES son padres que protegen sin ser proteccionistas, que están ahí sin que se note, que tienen autoridad sin ser autoritarios y que no son permisivos en los superficial, pero firmes en lo importante. Ambas caras del acto educativo van encaminando a generar hijos sanos.
La misión que les corresponde a los padres tiene un alcance inconmensurable.
En ésta pirámide de necesidades en cuya base están las necesidades básicas de los bebes: alimentación, higiene, sueño, protección, salud, afecto que deben ser atendidas por los padres.
Más arriba las limitaciones: a los padres les corresponde marcar las líneas de juego, las normas deben ser normas justas y las justas que se deban cumplir y que los padres puedan hacerlas cumplir para alcanzar el desarrollo integral de sus hijos. En el tramo final de la pirámide están las razones de modo que todo se sostiene si en cada fase se atienden las necesidades correspondientes.
Para finalizar parafraseando George STEINER “Cómplices de una posibilidad trascendente” “pues en nuestras manos está lo que serán nuestros hijos y de cómo los eduquemos dependerá en gran medida qué tipo de personas llegarán a ser”.

2 comentarios:

  1. Carlos: has escrito y descripto claramente cómo son los padres con los que convivimos en la sociedad de esta ciudad.
    El parafraseo está apropiado para tomar conciencia que la educación de los padres hacia sus hijos debe ser responsable . Ser padre no es sólo un acto biológico, lo es también en el aspecto psicológico, emocional y cultural. Uno es libre de querer o no serlo. Pero al hacer un hijo hay que jugarse por ese hijo o hija. Si no se sabe busque orientación.


    ResponderEliminar