lunes, 5 de septiembre de 2022

COMUNA 11

VILLA DEL PARQUE Y DEVOTO 


VECINOS SE SUMAN A LA CAMPAÑA PARA DECLARAR LA EMERGENCIA URBANÍSTICA, AMBIENTAL Y HABITACIONAL DE LA CIUDAD

El domingo 4 de septiembre desarrollaron actividades y juntaron firmas en las plazas Aristóbulo del Valle y Arenales.


Organizaciones de Villa del Parque y Devoto como son los colectivos “Conciencia Urbana” y “Basta de Destruir Devoto” en el día de ayer realizaron actividades en las plazas Aristóbulo del Valle y Arenales, con el fin de recolectar firmas que avalen el proyecto de ley que esta semana será presentado en la Legislatura porteña para que se declare la “Emergencia urbanística, ambiental y habitacional en la Ciudad”.
Estas agrupaciones barriales no están solas en esta tarea, las acompañan el Observatorio de Derecho a la Ciudad, el Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas, la Cátedra de Ingeniería Comunitaria de la UBA y la CTA Autónoma. También la integran colectivos barriales como Vecinos autoconvocados de Rodrigo Bueno, Vecinos x Saavedra, entre otros, en el marco de esta campaña iniciada por el movimiento “La Ciudad somos quienes la habitamos”.

Veamos los cuestionamientos que plantean en cada una de las áreas los vecinos movilizados de la Comuna 11.

EMERGENCIA URBANÍSTICA.

Debido al nuevo Código Urbanístico y de Edificación sancionado en 2018 que busca pasar de una ciudad de Buenos Aires de 3.000.000 a 6.000.000 de habitantes nuestros barrios están sufriendo un acelerado proceso de transformación que impacta directamente en el vecino que se siente afectado en su calidad de vida, además de ver como se modifica la identidad, fisonomía e idiosincracia de los lugares que eligieron para vivir.

¿Qué es lo que está cambiando?
1. Los nuevos Códigos permiten aumentar la constructividad hasta un 700%. Más volumen cementado, menos sol y aire. Y también este nuevo digesto consiente que se eliminen gran parte de los parques y jardines que forman parte de los pulmones de manzana.
2. La reducción de los pulmones de manzana que en gran parte se transforman en “terrazas verdes” que no drenan directamente a las napas subterráneas, resta notoriamente la capacidad de escurrimiento de las aguas superficiales (agua de lluvia) con la consecuente posibilidad de favorecer anegamientos en una ciudad cuyos dos riesgos más sustantivos por el cambio climático son precisamente las inundaciones y las islas de calor por cementación.
3. Pero aún más grave es que en paralelo a estos permisos para construir más no se lo acompaña con obras de infraestructura para dotar de más y mejores servicios públicos conforme al aumento de la población que se promueve. Así el colapso energético, la falta de gas en gran parte de los nuevos edificios y la escasez de agua que ya sufren estas áreas de la ciudad tenderá a agravarse en la medida que haya más densidad poblacional que viene de la mano de los nuevos emprendimientos.

EMERGENCIA AMBIENTAL

El Observatorio de Derecho a la Ciudad señala que en los últimos 13 años, la ciudad privatizó más de 500 hectáreas de tierras públicas de las cuales 150 eran superficies verdes públicas. Los datos oficiales revelan que los valores medios de superficie verde por habitante en la Ciudad de Buenos Aires (6 m2) se encuentran muy por debajo de los estándares internacionales recomendados (entre 10 y 15 m2)
A su vez este indicador ambiental no se distribuye de manera uniforme en el territorio. Por ejemplo, la Comuna 11 ostenta el triste récord de tener al único barrio de la ciudad de Buenos Aires que carece de un espacio verde público, y es precisamente Villa Santa Rita.
Otras problemáticas que también se viven en la ciudad es la gestión del arbolado público, ríos y arroyos altamente contaminados, como el arroyo Medrano uno de cuyos brazos atraviesa un sector de la Comuna 11.
También hay cuestiones con los residuos y particularmente en Villa devoto a partir del crecimiento exponencial del polo gastronómico que se vio impulsado aún más con la creación del Distrito del Vino, la deficiente disposición de residuos orgánicos e incumplimiento por parte de algunas empresas está trayendo aparejado mayor presencia de roedores, algo que también enoja al vecindario.

EMERGENCIA HABITACIONAL

En la Ciudad más rica del país, uno de cada seis habitantes se encuentra en emergencia habitacional.
Actualmente el 40% de la población de la ciudad es inquilina y debe destinar casi el 50% de sus ingresos a pagar el alquiler, con el agravante que la oferta de inmuebles para alquilar continúa reduciéndose debido a una legislación vigente muy cuestionada.
Desde hace años tampoco existen créditos hipotecarios que sean sustentables para el tomador del préstamo en el largo plazo.

Un dato paradójico es que el nuevo Código Urbanístico promueve el aumento de la construcción y duplicar la población de la Capital Federal, sin embargo ello no se traduce en una política habitacional integral que permita a los porteños un mayor y mejor acceso a la vivienda propia.
Por el contrario, la planificación está concebida para considerar al mercado inmobiliario como un activos financiero más y reserva de valor para grupos inversionistas muy reducidos.

OTROS TEMAS CONCOMITANTES QUE MOVILIZAN A LOS VECINOS DE LA COMUNA 11:


Devoto es quizás el barrio de la Comuna que está sintiendo con mayor contundencia los cambios que se están dando y pasó de ser el “Jardín de Buenos Aires” a la vedette de turno para distinto tipo de inversiones.
En este marco, algunas de las políticas que está llevando adelante el Gobierno de la Ciudad ha unido a vecinos de Devoto a accionar:

Calle verde Fernández de Enciso: residentes del casco histórico se pusieron de acuerdo para presentar una denuncia penal por posible comisión de delito de los funcionarios responsables que están encarando la construcción de la “Calle Verde Fernández de Enciso” y que impacta directamente sobre un sector del Área de Protección Histórica. Los residentes consideran que no han sido consultados conforme corresponde al debido proceso y además se está “mutilando” un sector que no debería intervenirse de la manera que se está haciendo.

Distrito del Vino: en este punto los vecinos también cuestionan que la ley se sancionó sin respetar la democracia participativa y en particular están preocupados porque esta normativa que busca radicar empresas del área vitivinícola y turística para atraer a unos 400.000 consumidores, sin haber hecho antes un Estudio de Impacto ambiental y planificación previa, con lo cual ya están comenzando a padecer las consecuencias no deseadas que afectan la convivencia social, a saber:
-Falta de estacionamientos
-Colapso de tránsito en las arterias interiores del barrio.
-Mayor suciedad y roedores.
-Ruidos molestos hasta altas horas de la madrugada.
-Dificultad para acceder en casos de emergencia al hospital público de referencia de la zona.
-Invasión del espacio público por la falta de control y colocación de decks gastronómicos que no se ajustan a la normativa vigente.
-Fata de controles de alcoholemia.

Palacio Ceci: Dentro de lo que implica el nuevo Distrito del Vino se produjo el traspaso de esta emblemática casona del Ministerio de Educación al Ministerio de Desarrollo Económico. Esto implicó que la Escuela “Bartolomé Ayrolo” para personas hipoacúsicas perdiera este edificio porque en el futuro se convertirá en la “Casa del Vino”. La comunidad educativa y parte de la comunidad toda reclaman que el edificio que forma parte del patrimonio histórico, cultural, educativo y arquitectónico del barrio vuelva a cumplir el fin educativo que siempre tuvo. Obra en la justicia el pedido de una medida cautelar para que se retrotraiga el traspaso efectuado por el Poder Ejecutivo de la Ciudad.

1 comentario:

  1. Es una Vergüenza el accionar de la autoridad que permite semejantes atropellos. Llamen a un canal de Tv. Que dificil vayan, porque el Sr.Larreta paga mucha propaganda. Pero hay que visivilizar este atropello .

    ResponderEliminar